• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Carta a Nano

Querido hermano Nano:

He recibido a través de nuestro Cabo de Andas, Pedro Zamora, la carta de agradecimiento que nos envías de forma colectiva y es por el mismo conducto como pretendo contestarte, desde mi perspectiva de nazareno de la Oración. Sí, ya veterano y retirado pero nazareno de la Oración hasta la médula y hasta la muerte.

Muy bien comienzas tu carta diciendo que es imposible demostrar en palabras todo lo que estás sintiendo y es verdad, pues ser nazareno no es una cuestión de herencia, costumbrismo o simplemente vestir una túnica nazarena en un día determinado. Ser nazareno, sobre todo de nuestra Oración, no es solamente cuestión de fortaleza, entrega, sacrificio, etc. a todo esto le falta su ingrediente principal: “el sentimiento” y cuando es el corazón el que habla, como es tu caso, es nuestro corazón el que escucha y comprende perfectamente al tuyo, pues ya ha pasado por ese feliz trance. Las palabras se quedan cortas y solamente el corazón que comparte sentimientos es capaz de comprender.

Leer más: Carta a Nano

Paco García Moreno. Año 2010

En la última asamblea celebrada por los nazarenos estantes de La Oración en el Huerto, se acordó otorgar la Insignia de Oro 2010 de éste Paso a D. Francisco García Moreno, más conocido en el mundo nazareno como Paco Solís.

Paco, desciende de una familia netamente nazarena, es más, nazarena de La Oración, pues ya su bisabuelo Francisco Garcia Solis empezó “cargando” allá por los ultimos años del siglo XIX. A éste, le sucedió su hijo Francisco García Marin, que a su vez cedió su puesto a sus hijos Antonio y Santiago (que se turnaban cada año), quedándose éste último hasta que se retiró años después de la Guerra Civil.

Cumpliendo un compromiso verbal entre Santiago y Pedro Zamora Lucas (mi padre) de entregarle la tunica a su hijo Paco cuando cumpliera los 18 años, al morir mi padre en el año 1964, recogí el testigo de la promesa del mismo, entregándole la tunica el mismo año, concretamente el Jueves Santo. Por lo tanto su trayectoria en La Oración fue desde ese año 1964 hasta el 1994, ambos inclusive, dejando, voluntariamente y mucho antes de la edad reglamentaria, el puesto a su hijo Antonio García Carmona, que ocupa tronco de vara delantero en la actualidad.

Paco se ha caracterizado siempre por su generosidad hacia sus compañeros y amor a “su Oración” y a La Cofradía de Jesús.

Leer más: Paco García Moreno. Año 2010

La Palmera (II parte)

Recuerdo que un año, solo había una palmera en condiciones y ésta, para mi sorpresa, tenía los dátiles colorados, circunstancia que hizo dudar a mi padre el utilizarlos para La Oración, toda vez que no recordaba que en otra ocasión fueran puestos por su padre o tio. Al fin se decidió a colocarlos, lo que llamó poderosamente la atención positivamente, ya que los mismos lucieron espectacularmente en la mañana del Viernes Santo, llamando la atención entre la gente durante todo el recorrido.

Leer más: La Palmera (II parte)

La Palmera (I parte)

El arreglo de la palmera del "Paso de La Oración", ha correspondido tradicionalmente al Cabo de Andas, asi como la olivera es igualmente encargado el Camarero del “Paso”, mejor dicho, el florista al cual se le encarga el arreglo floral del mismo.
Es curioso advertir, que la mayoría de la gente desconoce a ciencia cierta la naturaleza de la Palmera. Hay quien cree que se trata de una palmera natural que todos los años se tala y coloca en el trono, hay otros que piensan que está construida de plástico, etc.
Lo cierto y verdad, es que, los componentes de la misma son auténticos, las palmas, tronco y dátiles, y solo la composición y armadura de todos ellos, hacen lucir cada año la palmera en la Oración del Huerto.

Leer más: La Palmera (I parte)

Vía Crucis con motivo de la llegada de la Cruz de los Jóvenes

El viernes 25 de junio hay un Vía Crucis con motivo de la llegada de la Cruz de los Jóvenes, ideada por el Papa Juan Pablo II, que saldrá de la Plaza de San Agustín y finalizará, tras realizar un recorrido por las calles de Murcia, en la Plaza del Cardenal Belluga.

El Vía Crucis comienza a las 20,30 horas, situándose la primera estación en la Plaza de San Agustín, donde estará ubicado el Paso de La Oración del Huerto, y la segunda estación en la Ermita de San Antón donde estará el Paso del Prendimiento, y desde la que miembros de la Cofradía de Jesús portarán la Cruz de los Jóvenes hasta la tercera estación situada en la Iglesia Parroquial de San Francisco Javier (Iglesia del Padre Joseíco).

Ambos Pasos estarán acompañados por su Estandarte, y el Paso del Prendimiento será acompañado, además, por la Capilla de Canto de la Cofradía de Jesús y 20 alumbrantes, en su traslado hasta la Ermita de San Antón, siendo portado a hombros por sus estantes.

Restauración del grupo escultórico La Oración en el Huerto. IV

V. TRATAMIENTO


El objetivo principal en los trabajos de conservación y restauración de este importante conjunto de esculturas pertenecientes a la Cofradía de Nuestro Padre  Jesús  situadas en la Iglesia del Museo de Salzillo,  ha sido en todo momento la conservación material y la recuperación estética-óptica del grupo escultórico  más  importante de finales del siglo XVIII en España. Para ello se ha realizado un estudio minucioso de la patología exacta de su deterioro. Su estado de conservación, el análisis estructural de las obras y sus condiciones dentro del museo nos han ofrecido un cuadro muy definido de las causas de su deterioro.
Al ser obras de un mismo escultor, realizadas con técnicas y materiales parecidos, además de estar desde siempre ubicadas en un mismo recinto y en iguales condiciones, el estado de conservación de las cinco esculturas que hemos restaurado era parecido. Algunas han sufrido las inclemencias y el paso del tiempo mejor que otras.

El tratamiento de actuación que propuesto en su día, fue en primer lugar, y después de los distintos estudios técnicos,  la consolidación y limpieza de las superficies doradas y policromas, también un refuerzo y consolidación del soporte, hasta conseguir un equilibrio homogéneo  en el conjunto de las obras.
El criterio seguido ha sido el de un respeto absoluto y riguroso por el original. Como diría Cesare Brandi "sin intentar crear  en ningún momento un falso histórico ", aportando a las imágenes cualidades necesarias para una futura conservación. Teniendo en cuenta el mal estado de conservación de las piezas y su naturaleza material, se han empleado técnicas y materiales reversibles de restauración, reconocidos internacionalmente, que ofrecen total confianza en la estabilidad de las esculturas.

El comienzo de actuación fue, en primer lugar, y tras los distintos estudios analíticos , la consolidación y limpieza de las superficies policromas, doradas  y estofadas, así como un refuerzo, desinsectación y consolidación del soporte.
Hemos pretendido mantener durante todo el tratamiento una homogeneización de los diferentes estratos, para que todos los elementos del retablo quedaran perfectamente equilibrados y articulados, finalidad favorablemente conseguida.

Leer más: Restauración del grupo escultórico La Oración en el Huerto. IV

Un novato agradecido

Este año, este humilde nazareno que os escribe, no quiere dejar pasar la oportunidad de intentar daros las gracias, aunque es imposible demostrar en palabras todo lo que estoy sintiendo en estos momentos.

GRACIAS por haberme acogido desde mi bautismo, hace tan solo un año. Y cuando digo acogido no me refiero ser un número más o “el nuevo” (como suele ser habitual), sino ser recibido como un auténtico nazareno de La Oración. Me lo habéis demostrado con creces con las infinitas muestras de cariño, amabilidad y confianza que recibo de vosotros día a día. Aquí, verdaderamente, no hay veteranos ni novatos en lo que al trato se refiere, somos todos una gran familia.

GRACIAS por dejarme participar activamente en todos y cada uno de los eventos y actividades organizados por el Trono y la Cofradía. Os aseguro que intentaré aportar todo lo que de mi dependa para engrandecer aun más, si es que esto es posible, el nombre de La Oración en el Huerto.

Leer más: Un novato agradecido

Restauración del grupo escultórico La Oración en el Huerto. II

III. INFORME TÉCNICO DE LA RESTAURACIÓN DEL GRUPO ESCULTÓRICO


III.1.-  Descripción de la pieza
Este grupo escultórico  que representa La Oración en el Huerto, está compuesto por cinco esculturas de tamaño natural realizadas en madera de ciprés policromada, tres talladas  y ahuecadas por la parte posterior interna (apóstoles), otra de bulto redondo tallada en ciprés y pino y policromada en su totalidad (ángel) y la quinta de vestir (Jesús), tallados rostro, manos y pies en ciprés. Las cinco forman un conjunto perfectamente equilibrado.

III. 2. Técnica de realización en la estructura de las esculturas de bulto redondo (apóstoles y ángel).

Para la construcción de las esculturas de bulto redondo se han utilizado pocas piezas hasta constituir el embón principal. En el caso de los apóstoles fueron ahuecados, y colocados sobre una estructura de barrotes y una rocalla de corcho y tela encolada, El ángel también construido por diferentes piezas de madera de ciprés que forma el tronco (ahuecado), alguna pieza para la forma de las piernas y los brazos que han sido tallados a parte. Las alas, posiblemente para evitar el exceso de peso, el escultor eligió una madera más blanda y más ligera como es el pino.

Para la construcción de los embones de la talla escultórica  “(...) formaban bloques teniendo en cuenta las siluetas y líneas del boceto de la figura a realizar, que se solían hacer de barro, cera, dibujo simplemente. Sobre unos tablones o núcleo central, se iban pegando con cola fuerte(...)diferentes tacos de la misma madera, teniendo en cuenta la veta de la misma y el volumen necesario(...)solían quedar las figuras con un gran hueco en su interior(...) y si se quería aligerar de peso la figura, se ahuecaba por debajo con gubias y barrenas.”  
Una vez preparado el embón, se desbasta la figura, primero con la azuela, haciendo amplios cortes, hasta crear los perfiles, los pliegues y las partes del cuerpo se tallan con las gubias (de diferentes perfiles y tamaños).
El repaso final de la talla es importantísimo, hasta conseguir una superficie lisa, que pueda recibir las distintas capas de preparación para la policromía. Esto se hacía con escofinas, lijas y limatones (de distintos grosores y formas).
Por último, las uniones de las piezas, tanto en los relieves como en la escultura, han recibido un tratamiento frecuente en esta época, consistente en el enlienzado de las uniones. Este se realiza a base de tiras de lienzo encolado (cola animal hidratada).  C. Cenini nos habla en su tratado de este proceso:  “Habiendo ya encolado la tabla, toma una tela de lino, viejo y delgado, lienzo blanco sin grasa ni unto alguno. Elige tu mejor cola, y ve extendiéndolas con las manos por encima de los planos del retablo, pero quita antes las costuras, y con las palmas de las manos allánalo bien todo, y déjalo secar durante unos días y advierte que el encolar y enyesar se ha de hacer en tiempo seco y ventoso”.

Leer más: Restauración del grupo escultórico La Oración en el Huerto. II