• 1
  • 2
  • 3

Al principio, las imágenes de este paso iban posadas solamente en una pequeña tarima de madera atravesada por tres varas, y era portado por veinte nazarenos-estantes, doce en las varas y cuatro por banda. Años más tarde, este trono fue reemplazado por otro en el que iba incluido un monte sobre trono y la correspondiente tarima, adornado en las cuatro esquinas con macetones de madera para soportar arreglo floral. A este trono, mas grande que el primitivo, se le incluyó otra vara y dos puestos mas por banda, lo que hacían un total de 28 hombres.

Es bueno recordar que los encargados de sacar los tronos a la calle eran los Gremios artesanos de Murcia, correspondiendo a los Hortelanos el cuidado, mantenimiento y derecho a sacar en procesión el paso de La Oración del Huerto. Hasta mediados del siglo XIX fueron estos hortelanos los que, como tales gremios, portaban esta insignia (nombre atribuido a los tronos) por las calles de la ciudad. Al desaparecer esta obligación como gremio, siguieron sacando en procesión este paso los mismos hombres que lo habían hecho. Aún hoy dia quedan, aunque pocos, descendientes de aquellas familias.

Los nazarenos

Son diferentes los nombres con los que se conocen los nazarenos-estantes que portan el trono. Por un lado los que ocupan los puestos de las varas, tanto delanteras como traseras y son los llamados Punta de Vara y Tronco de Vara; estos hombres son los de mayor estatura. A unos diez centímetros por debajo de las varas están las tarimas o bandas, adquiriendo los nombres de Punta de Tarima, los nazarenos que ocupan la primera y ultima plaza de los seis componentes de cada una de ellas; el resto son conocidos como Tarimas. Obviamente estos hombres son los de menor estatura del trono. Luego están los llamados Reservas, compuestos por 10 nazarenos, de ambas estaturas, que suelen ir relevando a los llamados Titulares, a lo largo del itinerario. Además de todos estas clases de nazarenos-estantes nos queda por nombrar a los Cabos de Andas, suelen ser 2 en cada paso, y son los encargados de dirigir el trono y sobre los que recae la enorme responsabilidad de velar por la integridad tanto de el inigualable patrimonio de la Cofradía, como de los nazarenos-estantes, y los miles de espectadores que cada Viernes Santo admiran la procesión.

La indumentaria

La vestimenta de los nazarenos-estantes esta compuesta por una túnica de color morado, sobre chaqueta americana, camisa blanca y corbata, recogida en la cintura hasta quedar el largo a la altura de las rodillas, quedando así liberado el "buche" o "sená" donde el nazareno albergará los tradicionales obsequios a modo de caramelo, huevo duro, haba, o mona con que, haciendo gala de la generod¡sidad murciana, distribuirá entre los asistentes a la procesión. Debajo de esta túnica, el nazareno-estante murciano luce enagua almidonada, medias bordadas huertanas o de repizco, ligas y esparteñas. Además de esto, capuz descubierto, con escarapela de cinta blanca en su parte trasera de seis puntas recogidas en su parte central, y dos pares de cintas blancas en la parte exterior del capuz. Cíngulo de color blanco, que ceñirá la túnica y caerá en el lado derecho del talle. Insertado en él, y cayendo del lado izquierdo un rosario.

Todos los nazarenos-estantes, llevan como parte de la indumentaria un "estante" de madera en forma de muleta, con una forma muy especifica exclusiva de esta Cofradía, y que ésta provee, a titulo de deposito, a cada nazareno. Antiguamente, era el propio nazareno-estante el que se lo construía de madera de morera, hasta que se llegó al acuerdo de que fuera la Cofradía quien ordenara construirlos, de tres alturas, con el fin de evitar los inconvenientes de que cada uno fuera diferente. La función de estos estantes de madera es básica, pues sobre ellos descansa el trono a cada parada del recorrido de la procesión. El "estante" de los Cabos de Anda es de menor longitud y cuya función es la de golpear una chapa enclavada en el trono, cada golpe del estante del Cabo de Andas en el trono es la señal para el resto de nazarenos-estantes de ejecutar las distintas maniobras.