• 1
  • 2
  • 3

Ser miembro de nuestra Cofradía, no es solo apuntarse a ella, ponerse la túnica los Viernes Santos e ir a los traslados de N.P. Jesús. Pertenecer a la Cofradía de Jesús implica mucho mas, dentro y fuera de ella. Es adquirir un compromiso que nos lleve a enaltecer su nombre y que el mismo sea conocido y elogiado por las actividades, que en su nombre, se realicen durante el año.

Es cierto que, la actividad más importante por antonomasia es la Procesión de la mañana de Viernes Santo. Pero esa no debiera ser la única en la que participemos, que lo hacemos muy bien por cierto; debemos abrir mucho mas nuestros horizontes nazarenos, y participar en otros eventos en donde el nombre de la Cofradía de Jesús esté presente. Acordaros de aquellas frases de Jesús: “Por vuestras obras os conocerán”, y, “Donde os reunáis alguno de vosotros en mi nombre, allí estaré yo”.

Yo estoy seguro que en cada “paso” organizan diferentes actos, pero obviamente no podemos reseñarlos al no participar en ellos ni haber sido invitados. Por esa razón me vais a permitir que me refiera exclusivamente a las diferentes actividades en las que participan los cofrades estantes de La Oración del Huerto.

El pasado año fue prolífico en cuanto a cantidad de eventos. A continuación exponemos algunas de esas actividades.

Al celebrarse el año santo en Caravaca de la Cruz, un grupo de estantes acompañados por sus respectivas esposas e hijos, hicieron gran parte del camino a pie hasta dicho pueblo, ganando de esta forma el jubileo. Pese a las dificultades del camino junto a las inclemencias del tiempo, pues hacia un frío considerable, el viaje resulto muy ameno sucediéndose numerosas anécdotas, como fue el colocar en un bar de Bullas, en una estantería instalada a efecto, de un pañuelo con el distintivo de nazarenos de La Oración, de la Cofradía de Jesús, de Murcia. Después de visitar la Basílica de la Santa Cruz, bajaron al pueblo en donde compartieron mesa y mantel, todo en un ambiente de hermandad y alegría.

También se efectuó el Camino de Santiago por un grupo reducido ,solamente ocho, al frente del cual iba su Cabo de Andas Pedro Zamora Romero de Castellón, pocos eso es verdad, pero al fin y al cabo representando a La Oración del Huerto y a nuestra Cofradía, así como a los demás compañeros. Ni que decir tiene que en el tramo recorrido hubo infinidad de anécdotas y la ocasión de compartir las jornadas con otros peregrinos de diferentes nacionalidades. Fue una gozada cuando llegaron a la iglesia y se postraron frente al Apóstol, con la suerte de que en ese instante soltaron el Botafumeiro, momento emocionante y único.

Hacia mucho tiempo que había germinado en nuestro grupo un proyecto que por diferentes causas no se había podido llevar a efecto. Sin embargo el pasado año y debido al interés suscitado nuevamente, nuestro hermano Daniel Sánchez Melgarejo, junto al cabo de andas Pedro Zamora, valiéndose de la intervención de unos amigos, se puedo contactar con el compositor murciano José Vicente Vivo, el cual con suma amabilidad nos atendió y escucho nuestro proyecto, que no era otro que compusiera una marcha pasionaria dedicada a nuestro trono La Oración del Huerto. La idea le pareció interesantísima y se puso de inmediato a trabajar en ello. Unos días después nos comunica que la marcha no puede titularse así, ya que existía otra con el mismo título. Después de varias reuniones y propuestas, se opto por elegir el titulo: EL ANGEL DE LA ORACION, el cual nos pareció muy apropiado por lo que fue aceptado por unanimidad.

Acto seguido el amigo Vivo se puso manos a la obra y comenzó a trabajar en ello. Al cabo de unos días, nos invito a que oyéramos una maqueta en modo electrónico, con el fin de nos diéramos una idea de cómo lo había enfocado. Ya en esa primera audición, nos dimos cuenta de la calidad del tema. Al mismo tiempo el compositor nos iba explicando la descripción de la obra ajustada el pasaje que Jesús sufrió en Getsemaní. La verdad sea dicha nos entusiasmo. Quedamos en el compromiso de que una vez pasada la obra a la partitura, nos invitaría a su preestreno por la Orquesta Las Musas de Guadalupe. Aproximadamente una semana después nos desplazamos a dicho pueblo y en el auditorio municipal se procedió al ensayo general de la obra. Tengo que decir que los seis miembros que fuimos quedamos impresionados de tal forma que a mas de uno le corrían las lagrimas por el rostro. Fue algo único. Una vez aprobada la obra, se encargaron de grabarla haciendo CD para su difusión. Igualmente quedamos en elegir la fecha para que fuese estrenada en la sede de la Cofradía, aprovechando dicha ocasión para hacer entrega de las partituras originales al señor Presidente de la misma, Don Antonio Gómez Fayren. El acto resulto ser de una solemnidad suprema, toda la iglesia abarrotada de público que quedo entusiasmado al escuchar la obra, aplaudiendo varios minutos. Hay que decir que el conjunto de Las Musas efectuó una interpretación magistral.

El Cabo de Andas, en nombre propio y de todos los cofrades estantes del “paso”, entrego las partituras al Sr. Presidente, el cual agradeció efusivamente el detalle, alabando la calidad de la obra así como la iniciativa y gusto de los estantes al embarcarse en ese proyecto.

Hubo otro acto que paso casi desapercibido, y este fue que, después de numerosas gestiones y a través del Presidente de la Cofradía del Huerto de Getsemaní, de Granada, nos fue facilitado, procedente de Tierra Santa, algunos ejemplares de “EX OLIVIS GETHSEMANI”, así como una reliquia de un trozo de madera de uno de los olivos milenarios en donde se supone se retiro Jesús a orar en la noche de sus angustias. La mencionada reliquia fue entregada a nuestra Cofradía en la persona de su Presidente Sr. Gómez Fayren. Hay que decir que esta procesionó el Viernes Santo ubicándose junto al Cristo en nuestro trono.

Tuve la oportunidad, y la suerte de poderlo efectuar, el poder asistir al “XIV CONGRESO NACIONAL DE LA ORACION DEL HUERTO DE GETSEMANI”, que se celebro los días comprendidos del 13 al 16 de octubre del pasado año en Ronda (Málaga). En el mismo tuve el privilegio de efectuar una participación con el tema EL VESTIR Y EL ANDAR DEL NAZARENO MURCIANO, debidamente acompañado con diapositivas. Debo decir sin temor a hipérbole, que fue un rotundo éxito, no por la actuación del ponente, sino por la calidad y curiosidad de nuestra historia. Fuimos felicitados efusivamente por todos los asistentes a la terminación del acto. La experiencia vivida fue única. Éramos las diez personas que fuimos, las mas felices de esos días, nos sentíamos importantes en el trato de todos los asistentes, en verdad éramos los representantes de la Cofradía que tiene en propiedad las joyas del maestro Francisco Salzillo. Nos trataban como a seres especiales con un tinte de envidia sana, preguntándonos continuamente cuando seriamos nosotros en organizar dicho evento, toda vez que tenemos el modelo de los demás pasos de España. Fue una experiencia única.

Como dijimos al principio, es bueno estar constantemente realizando todo tipo de actividades que den prestigio a nuestra Cofradía, pero no solo eso, el estante es además fiel seguidor de los actos organizados por esta. Siempre presto a acudir a la llamada de ella en pos de defenderla o colaborar sin condiciones. Su entrega y sacrificio portando nuestras imágenes durante cinco horas, sufriendo el peso, a veces enorme de los tronos, es una muestra de su amor y sentimientos hacia ellos. Su comportamiento en la Procesión es ejemplar y el respeto y amor que muestra siempre a lo que representa ponerse la túnica morada, es sobradamente comprobado. Me gustaría que se reconociera mas aún la labor de estos hombres de los que ya dijo un eminente Presidente, Don Antonio Gomez Jimenez de Cisneros (QEPD): “A ESTOS HOMBRES HAY QUE CUIDARLOS Y MIMARLOS, ELLOS SON EL VERDADERO PILAR DE LA COFRADIA”.

Pedro Zamora García, Mayordomo y Cabo de Andas Emérito de La Oración del Huerto. Para la revista Nazarenos (Año 2018)